Historia de la Asociación

En 1983, el Instituto Aragonés de Antropología gracias al interés y persistencia de Severino Pallaruelo y del cineasta Eugenio Monesma  tomo la iniciativa de filmar un documental sobre el oficio perdido de los nabateros .Con esa finalidad y aprovechando la asesoría de viejos profesionales del oficio, se construyeron dos nabatas que recorrieron el trayecto entre Laspuña y Aínsa. Este hecho quedó plasmado en un libro y un vídeo titulado 'Los últimos nabateros'
La iniciativa de la construcción de las dos nabatas y el descenso que realizaron sobre ellas los “nabateros de oficio”, despertaron un gran interés entre  los jóvenes de la zona  por recuperar el oficio nabatero, y de ese interés surgió la idea  de crear una asociación para conservar y dar a conocer la historia y el trabajo de los nabateros. Así pues se constituyó la asociación en el año 1987 y se aprobaron sus estatutos que se modificaron en el 2002 para ampliar los fines sobre los cuales se basaría su actividad.

Fines de la Asociación :

a) Recuperar y revivir a modo de homenaje una tradición casi perdida.
b) Ser cauce de expresión y participación de los vecinos.
c) Colaborar con otras Asociaciones e Instituciones del municipio y comarca para el fomento de la cultura.
d) Fomentar la conservación y recuperación de cualquier tradición local.
e) la búsqueda del desarrollo sostenible de los habitantes de la comarca de Sobrarbe, armonizando el medio natural y respeto a los ríos y la actividad humana”.

Y para la consecución de los citados fines, la Asociación promueve las siguientes actividades:
a) Investigación y documentación de los modos de vida, trabajo y técnicas utilizados por los antiguos nabateros.
b) Organización de los descensos.
c) Participar en descensos nacionales e internacionales dando a conocer nuestra tradición.
d) Publicación anual de una revista cultural (que en la actualidad se ha sustituido por una página web www.nabateros.com)
e) Colaboración en la organización de actividades culturales puntuales de carácter nacional e internacional.

Presidentes de la Asociación desde su fundación hasta el día de hoy

Rosa Maria Buil 1987-1988-1989
Joaquín Ceresuela Sese 1990-1991
Antonio Ceresuela Lavilla 1992 -1993-1994- 1995
Joaquín Irigoyen 1996 al 2009.
Ramón Nerin 2010-2013
Felix Buil 2014-2019 es el presidente actual

Monumentos conmemorativos y su simbología 

Son de  apariencia humilde pero de gran importancia en su función de mantener vivo el recuerdo del oficio  nabatero.
Representan  el  aprovechamiento de los recursos naturales de la montaña en la unión con el trabajo y la consecución de objetivos de los habitantes de la misma.
La simbología en el monolito de Puyarruego del  verdugo que se transforma de sarga a nudo representa el nexo de unión de los nabateros  actuales con aquellos que tuvieron una gran importancia en el motor social  y económico de la zona, a ellos les rendimos homenaje.
En el monolito de Laspuña se representa la figura del nabatero como símbolo de dureza y valentía, el material utilizado es bronce, el mismo con el que se hacen  las campanas por que la voz de los nabateros igual que el tañer de las campanas siempre se oirá en nuestras montañas.

1.-“Los Nabateros del  Sobrarbe” en Puyarruego

Descripción:En un monolito de piedra surge una cara y manos sujetando y mostrando un verdugo.
Material: piedra para su conservación, e integración en el entorno, utilizando piedra local.
Dimensiones: Altura 1,70-2,00 mts.,  ancho 50-60 cm., espesor entre 28 y 25 cm.

2.- “Los Nabateros del  Sobrarbe” en Laspuña

Descripción: En un monolito de piedra está esculpida en una pieza de bronce la figura de un nabatero con un remo en la nabata .
Material: piedra y bronce
Dimensiones: Altura 2,30 mts.,  ancho 100 cm., espesor 40 cm.




Entradas populares de este blog

VIAJE AL MAR (Diario de un nabatero)

Convocatoria de trabajo y asamblea general (Sábado 8 de Abril)