Cuarenta trallos

 

La metereológia ha sido benévola con los nabateros en la primera jornada de trabajo del 2023.

Una cuarentena de trallos (maderos) nuevos ya han quedado preparados para la construcción de las nabatas que descenderán por él río Zinca, como cada año, el penúltimo domingo del mes de mayo.

En cada trallo se han hecho las mortesas, los agujeros para los verdugos y se han limpiado de tanos. 




Entradas populares de este blog

VIAJE AL MAR (Diario de un nabatero)

XXXVII Descenso