Se aproxima el XXXIII...y el Cinca ruge.



Para que el domingo 21 de mayo podamos realizar el descenso por el río Cinca en recuerdo del esfuerzo y sacrifico de nuestros antepasados, los trabajos de la asociación deben continuar con el calendario acordado. 

Por eso este fin de semana y acompañados por el sonido de las aguas caudalosas y bravas del Cinca, los nabateros trasladan los trallos "maderos" a la placha para poder construir los trampos que formaran las nabatas.

Entradas populares de este blog

VIAJE AL MAR (Diario de un nabatero)

XXXVII Descenso