Zinca de ripas y sirenas




Va por delante el agradecimiento de "Los Nabateros de Sobrarbe" a "La Orquestina del Fabirol" por mantener vivo el recuerdo de nuestras tradiciones, de nuestra cultura y de nuestra lengua.

-----------------------
Zinca de ripas y sirenas (roldón-Pieza Nº 12-Duración: 4.08)
Música: Roberto Serrano
La Orquestina del Fabirol
Inspirada en el libro 3, cap. VI, “De cómo Pedro Saputo hizo el milagro de Alcolea”
------------------------
“Son las Ripas de Alcolea una muralla natural muy altísima, formada sobre el Cinca,de unos montes llanos que corren su ribera derecha dividiéndole del Alcanadre, con quien tiene confluencia poco más abajo, cortados perpendicularmente por aquella parte que será bien un cuarto de legua. A primera vista parece que el río pasase por el pie en algún tiempo, y que socavando el monte se viniese éste abajo arrebatando las aguas lo desprendido, y quedó aquella maravilla a los ojos del viajero a quien de largo cielo suspende y para en su camino. […] Y desde arriba había de saltar Pedro Saputo, que, cierto era salto digno de verse, y que si alguno ahora le quisiera dar iría yo dos jornadas que estoy de aquella ribera. Porque aunque propiamente hablando no era saltar, sino dejarse caer, pero estaba el chiste en que no pensaba hacerse daño, y así lo creía y esperaba la gente.”
La letra hace mención al recuerdo entre algunos viejos nabateros de Sobrarbe de cuando,tras superar esa “Zinca traidora que as piedras amuestras y os ombres afogas”, alcanzaban aguas mástranquilas bajo los farallones de las “ripas” de Alcolea. Según nos cuentan, elegían más bien un lado u otro del río para navegar y “alacar”, depende. Unos preferían, por ejemplo, la orilla de Alcolea y Chalamera y otros la de Albalate y Belver: –Yo m’acuerdo que íbanos con uno, yo bien zagalón, que, mira que quedaba lejos del río y había que caminar un rato, pero que siempre hacía para ir a Ballobar y decía «entre la fruta y las mujeres, un hombre en esta ribera sale loco». Porque para todo marinero –aunque sea de interior– hay una sirena.
----------------------------------------­-
(ZINCA DE RIPAS Y SIRENAS)
Zinca de Ballobar,
en pasando Chalamera,
aquí o río ye más gran
parixe rica ista ribera!
Cusirando se nos miran
ixas ripas d’Alcoleya
como zillos contra o mar,
como penas ciclopeyas.
Dende astí diz que Saputo
se ganó a la concurrenzia,
quemisió si lo que cuentan
ye faloria falsa u zierta,
pero se bei que sin bin
en a redolada se’n quedón as bodegas.
Zinca de Ballobar
que nian se’n beyen as piedras,
qué fázil ye nabatiar,
más que en as montañas nuestras,
aquí replega a un chirmán
que ye de nombre Alcanadre
y se chuntan as dos auguas
que baixan dende Sobrarbe.
Leixos no’n queda o lugar
y tiempo ye de zeresas...
puestar que arrime a nabata
pa pillar cuatro peretas
pos que diz que aquí as mullers...
as mullers son aquí, más que mullers, sirenas!

----------------------------------------
Traducción al castellano:

Río Cinca de Ballobar, tras pasar Chalamera, aquí el río es más grande ¡parece rica esta ribera!
Vigilando nos miran esas “ripas” de Alcolea como riscos contra el mar, como peñas ciclópeas.
Desde ahí dicen que Saputo se ganó a la concurrencia,no sé yo si lo que cuentan es relato falso o cierto, pero se ve que sin vino en el contorno se quedaron lasbodegas.
Río Cinca de Ballobar, ni siquiera se ven las piedras, qué fácil es navegar, más que en nuestras montañas,aquí recoge a un hermano de nombre Alcanadre y se juntan las dos aguas que bajan desde Sobrarbe.
Lejos no queda el pueblo y es tiempo de cerezas...quizás arrime la almadía para coger cuatro peritas pues dicen que aquí las mujeres...las mujeres son aquí, más que mujeres, sirenas!

Entradas populares de este blog

VIAJE AL MAR (Diario de un nabatero)

XXXVII Descenso